viernes, julio 06, 2012

¿Pero no es ese el fundamento de la lectura, apartarse de lo vulgar?

Desde luego, bien podría ser ese, no creeís?

Entiendo que cada persona buscará en la lectura una cosa distinta, la mayoría de las veces un entretenimiento, un momento de solaz, el viajar a otros mundos sin moverse del sitio, o vivir pasiones y aventuras desde la seguridad de la propia casa.

Hay lecturas amenas, entretenidas, divertidas, serias, incluso hasta aburridas.

De vez en cuando te encuentras con verdaderas joyas, historias que te llegan hasta dentro, que te calientan las entretelas y que hacen que por unos momentos te olvides de todo y que vuelvas incluso a creer, como cuando eras un niño, en la magia, los duendes, las hadas.

Éste es el caso, en mi modesta opinión, de La librería de las Nuevas Oportunidades.




Érase una vez una vieja librería en la pequeña y lluviosa isla de Shelter Island.A ese lugar tan especial, donde los libros parecen tener vida propia, llega un día Jasmine, dispuesta a hacerse cargo del negocio mientras la propietaria, su tía Ruma, viaja a la India para curar su corazón cansado.
Sola en medio del polvo y el desorden, la joven intenta dar un toque de modernidad al local, colocando títulos nuevos y llamativos en el escaparate, pero muy pronto los clásicos de siempre imponen su presencia, y los autores vivos y muertos revolotean por las estanterías dejando oír su voz.
Así Jasmine vuelve a descubrir a Shakespeare y a Edgar Allan Poe, y no solo eso: la chica aprende a escuchar a sus clientes, a comprender lo que de verdad buscan en una novela o en un manual de cocina, y acabará encontrando al hombre con quien compartir todos los libros de su vida.
La librería de las nuevas oportunidades es a la vez una fábula romántica y un homenaje a la buena literatura porque a menudo es ahí, en las páginas amarillentas de un libro olvidado, donde están las palabras que pueden cambiar nuestra vida.

"Dedico esta novela a todos los libreros, estén donde estén. Ellos son los que nunca se cansan de vender sueños."Anjali Banerjee




En la cubierta del barco el viento me azota el pelo, recordándome que sigo viva, que aún soy capaz de notar el frío.

Miro por la ventana, hacia las aguas encrespadas que alumbra una luna pálida, indiferente. Pase lo que pase aquí abajo, la luna seguirá surcando el cielo.

-¿Pero no es ese el fundamento de la lectura, apartarse de lo vulgar?

A medida que leo, me pongo los disfraces correspondientes y me meto en la piel de cada personaje. Una parte de mí misma me observa desde fuera. Debería sentirme ridícula o humillada, pero las orjas de conejo encajan perfectamente en mi cabeza, y cuanto más actúo, más se ríen los niños. Doy saltitos por la habitación. Los chicos se desternillan. Y la mirada de Vishnu ha cambiado, la imaginación le ha llenado de luz. Soy otra, alguien que nunca fui, o quizá alguien que siempre he sido.

-Es el llmado resplandor celeste. Contaminación lumínica. Un efecto colateral de la civilación industrial.
-Resplandor celeste... ¿De verás se llama así?
-Sí, es la suma de toda la luz que reflejan los objetos iluminados. Esta rebota hacia el cielo y la atmósfera la dispersa y la dirige de vuelta a la Tierra.

-No hace falta, conozco el camino. Pero lo nuestro no ha hecho más que empezar...
-Necesito tiempo, Connor. Nada más.
Mi corazón está cerrado a cal y canto.
-Tómate todo el tiempo que necesites. Pero recuerda: a veces tienes que lanzarte al vacío, arriesgarte, coger la vida a manos llenas, aunque solo sea por un día.

Vuelve a la cama y me coge de nuevo entre sus brazos, y me siento como un velero surcando las aguas plácidas y transparentes de un lago, abandonándome, curando viejas heridas.

Yo también te quiero -dice despacio-, en cada instante de luz y de oscuridad, en cada parpadeo de las estrellas. Te quiero mientras duermes, cuando abres los ojos por la mañana. Te quiero en todo momento.

Hay personas para las que leer supone la diferencia entre la felicidad y la desdicha, la esperanza y la desesperación, la vida y la muerte.

-Hace siglos que no bailo. No sé si me acordaré de cómo se hace. Lo más probable es que tropiece y me caiga de bruces...
-A veces hay que lanzarse al vacío, coger la vida a manos llenas, aunque...
-¿Aunque solo sea por un día?
-Iba a decir que hay que coger la vida a manos llenas, aunque hagas el ridículo.
Me echo a reír. En mi interior, una mariposa atrapada acaba de salir revoloteando.


¡Feliz fin de semana!
Sonríe y Sueña
Olly

5 comentarios:

  1. He oído hablar de este libro. La portada es preciosa. Lo apuntaré en la larga lista de pendientes.

    Por cierto, creía que vivías en León, como yo. No soy de Bilbao, soy de Palencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la portada es preciosa. Seguro que te gusta.Y sí, vivo en León.

      Eliminar
  2. que buena pinta¡¡ tomo nota para proximas compras¡¡ la verdad es que me encanta leer¡¡ desde muy pequeña¡¡ mil besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta leer desde pequeña.

      Eliminar
  3. He leido este libro y me ha gustado mucho. La verdad es que ultimamente los libro que me aconsejas me estan gustando y reconciliando con la lectura que la tenia olvidada un poco desde que fui mama. Un saludo Rosa

    ResponderEliminar

Y tú, qué opinas???? Gracias.